MEMBERS



Recomiendo esta página




Para obtener noticias y eventos de la ICM, pueden formar parte de nuestro servicio noticias en línea!


5 enero 2011

Venezuela: A manera de resumen del mapeo del sector forestal madera

El presente estudio fue realizado por los Ingenieros forestales Samuel Mendoza y Oscar Noguera, pertenecientes a Estudios Forestales Avanzados (FUNDEFAVE) a finales del 2010. Presentamos un resumen de esta investigación y las posibilidades de identificar y organizar nuevos trabajadores/as.

La caracterización del sector permite señalar que Venezuela en sus 116.445 Km2, posee un sistema de Áreas Protegidas (Áreas Bajo Régimen de Administración Especial) que representa el 58,8 % de la superficie del país. De estas ABRAES, que se clasifican en tres categorías de acuerdo a sus funciones (estrictamente protectoras, científicas, educativas y recreacionales; protectoras con usos normados y productoras); un 17 % están destinadas para la producción forestal, constituidas por Reservas Forestales, Lotes Boscosos y Áreas Boscosas Bajo Protección. (Anuario Estadísticas Forestales, serie 11, Año 2007)

En relación a la distribución territorial de estas unidades, se han decretado como Reservas Forestales 11,32 millones de hectáreas, 1,22 millones de hectáreas como Lotes Boscosos y 3,38 millones de hectáreas como Áreas Boscosas Bajo Protección, sumando todo el sistema de Áreas para la Producción Forestal Permanente 15,92 millones de hectáreas que representan el 17,34 % de la superficie total del país.

Las áreas de producción de maderas se concentran en la denominada región Guayana conformada, por los estados Bolívar y Delta Amacuro. También se ha establecido una superficie de plantaciones forestales cercana a las 700.000 ha.

Sin embargo la contribución de la industria de la madera al desarrollo y crecimiento económico del país ha sido poca, debido a varios factores entre los que destacan; políticas incoherentes, problemas de control y vigilancia por parte del Estado, dificultad de acceso a las áreas forestales, inadecuada o nula educación ambiental de la población, poco incentivo para desarrollar este subsector de la economía, entre otros, (Carrero et al 2008).

Los datos de contribución del sector forestal al empleo y a la economía no se encuentran disponibles oficialmente en forma sistemática. El último dato de generación de empleo realizado en base al Censo Económico de 2009, realizado por el Banco Central de Venezuela, estimaba que el sector silvicultura incluido en un sector más amplio empleaba en forma directa alrededor de 1.165.832 trabajadores.

Según el Anuario de Estadísticas, Precios y Mercado Laboral (2009), en Venezuela en el 2009, se celebraron 20 contratos de trabajo en la rama agropecuaria, silvicultura, caza y pesca que cubrieron a 4,693 trabajadores. Sin embargo, en el sector forestal-madera no existe contratación colectiva desde hace 7 años.

La Ley del trabajo regula con detalle la libertad y organización sindical. La ley define los objetivos, atribuciones y finalidades de los sindicatos. Además establece los requisitos para su organización, registro en el Ministerio del Trabajo, y para su funcionamiento, incluyendo el manejo de los fondos sindicales, así como para su disolución y liquidación, con disposiciones análogas para las federaciones y confederaciones. En cambio, la Constitución dispone que los directivos sindicales hagan declaración jurada de sus bienes y anuncia sanciones para directivos y representantes sindicales que abusen de su condición para su lucro o interés personal.
Por otra parte, el gobierno venezolano estimula la organización de los trabajadores en lo que llaman empresas productivas socialistas y cooperativas, lo que podría ser considerado como organizaciones económicas sociales.

La Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (Lopcymat), publicada en Gaceta Oficial número 38.236, de fecha 26 de julio de 2005, promueve la implementación del Régimen de Seguridad y Salud en el Trabajo, abarca la promoción de la salud de los trabajadores, la prevención de enfermedades profesionales y accidentes de trabajo, la atención, rehabilitación y reinserción de los trabajadores y establece las prestaciones dinerarias que correspondan por los daños que ocasionen enfermedades ocupacionales y accidentes de trabajo.

El sector madera forestal comprende todas las actividades relacionadas con el aprovechamiento de los recursos forestales, sean estos maderables o no maderables, por lo que en su composición existen actividades de extracción y transformación de madera, tanto primaria como secundaria, además de una importante industria muy vinculada con el sector, como la industrial del papel. Sin embargo no se observa una organización sindical que se ocupe de atender la problemática de los trabajadores en forma conjunta.

La investigación destaca la existencia desde el 2003 del Sindicato Único Nacional de Trabajadores, Profesionales, Técnicos Administrativos de la Industria de la Madera, afines anexos similares y conexos de Venezuela (SUNTIMAVEN) y del Sindicato de trabajadores de la Industria de la Madera, Afines y Conexos del Distrito Capital y Estado Miranda (SITRAMADERA) y otros estados del país; así como del sindicato único profesional de trabajadores del bosque y de la industria de la madera conexos y afines del Estado Bolívar; quienes han perdido vigencia si consideramos que la firma de la convención colectiva más reciente data del año 2003, según Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 37932 de fecha 06/05/2010. En relación a estos sindicatos de la madera se señala que actualmente se encuentran en etapa de legalización y presentan problemas de presupuesto para elegir nueva directiva. En conversaciones con el Sr Juan Laya y Sr Antonio Briceño, Presidente y secretario de contratación y conflictos de SUTIMAVEN se tiene previsto realizar elecciones a mitad del año 2011.

La investigación identifica varias empresas que pueden ser objeto de investigación por parte de SUNTIMAVEN con la finalidad de afiliar nuevos miembros. Por ejemplo en la industria de pulpa de papel y cartón en Venezuela tenemos las siguientes empresas: Smurfit cartones de Venezuela, Manpa, Papeles Venezolanos ca, grupo kimberly, Clark Venezuela ca, Venepal S.A. c.a. y grupo Adcdle Cartiere. Este sector demanda 3.400 empleos directos y 8.000 indirectos. Por otra parte, el estudio señala que para el periodo estudiado el despido interanual es del 12,9 % indicado que ese aspecto se debe a la crisis económica y política que afecta al país.
Las actividades de plantaciones forestales genera 13.600 empleos directos y 25.000 indirectos a nivel nacional tanto masculino como femenino no especializado.

En el sector madera-forestal encontramos al Grupo Empresarial MASISA, Terranova de Venezuela; Empresa Forestal Socialista de Venezuela (Unidad Imataca V, 440 empleos directos y dos mil empleos indirectos) y Desarrollo Forestal San Carlos.

El régimen de subcontratación en el sector forestal-madera se encuentra en las actividades de aprovechamiento y silvicultura. No se conoce concesionaria (pública o privada) que tenga como personal fijo a los motosierristas que ejecutan la tumba y el roleo; el recurrir a subcontratistas conlleva que la gran mayoría de obreros forestales de montaña no goza de los beneficios y seguridad de un contrato colectivo ni seguros privados o Seguro Social que los ampare en caso de accidentes o enfermedades que los afecten a largo plazo.

Como conclusiones el mapeo presenta dos aspectos importantes:
1) Señala que existe una disminución de industrias y empresas (pequeñas, medianas y grandes: carpinterías, fábricas de muebles, artesanías, aserraderos, fábricas de chapas, aglomerados, ) forestales lo que genera una disminución considerable de trabajo y empleo en el sector.
2) En relación a las organizaciones sindicales del sector forestal madera se puede señalar que han disminuido en alto grado su participación, ello debido en gran parte el efecto en cadena que ha producido la inactividad laboral, debido al cierre de industrias y empresas al serles rescindidos los contratos administrativos de manejo de bosques en Abraes forestales por el Ministerio del Ambiente.