16 Días: Trabajadores camboyanos en 10 fábricas se unen al llamado contra la violencia de género

Los trabajadores camboyanos empleados en 10 fábricas de ladrillos en el país se unieron a los 16 Días de Activismo por el fin de la violencia de género, campaña organizada por la ICM. Liderados por la Federación Sindical de Trabajadores de la Construcción y Madera de Camboya (BWTUC), los trabajadores realizaron diferentes actividades en Ta Nang, Khun Tour, Ta Koy, Tbong Pich, Punle Pras Athit, Pun Leu Angkor, Dem Pour, Kim Tay, Teng Fábricas de Narith y Yu Kim en la provincia de Kandal. 


BWTUC dijo que participar en la campaña ha sido una experiencia de aprendizaje para ellos. Los líderes sindicales dijeron que se dieron cuenta de que es necesario hacer más para educar a sus afiliados sobre la violencia de género y el acoso en el hogar y el lugar de trabajo, así como las medidas de protección social necesarias para ayudarlos a hacer frente a las nuevas realidades introducidas por la pandemia del COVID-19.  


 "Es urgente educar a nuestros afiliados, especialmente a las mujeres. Esto es importante ya que planeamos impulsar la expansión de la cobertura del Fondo Nacional de Seguridad Social del país para incluir a las mujeres en la economía informal, como el sector ladrillero", dijo el Vicepresidente de BWTUC, Chhlonh Sou. 


Sou dijo que BWTUC ha formado alianzas con diferentes organizaciones de la sociedad civil en Camboya a lo largo de la campaña de la ICM sobre el empoderamiento de género y la igualdad, todo esto con el fin de responder al alarmante aumento de la violencia y la discriminación contra las mujeres en tiempos del COVID-19. El sindicato también ha trabajado en la promoción de que su gobierno ratifique el Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre la Violencia y el Acoso en el mundo del trabajo. 


El 9 de diciembre, BWTUC, junto con otros sindicatos y organizaciones de la sociedad civil, emitió una declaración conjunta solicitando la intervención urgente del gobierno en siete temas clave que aumentarían la protección social de los trabajadores. Los signatarios de la declaración son: el Sindicato de Trabajadores de Alimentos y Servicios de Camboya (CFSWF), la Alianza de Sindicatos de Camboya (CATU), la Asociación para la Democracia Independiente de la Economía Informal (IDEA), el Centro para la Alianza del Trabajo y los Derechos Humanos (Central), la Coalición de Sindicatos de Camboya Farmer Community (CCFC), Centro Camboyano de Derechos Humanos (CCHR), Organización Klahaan (Klahaan) y ActionAid-Camboya. 


Su declaración exigió lo siguiente al gobierno de Camboya: 


  1. Proporcionar una asignación de 40 dólares estadounidenses a todos los trabajadores que hayan perdido su empleo.

  2. Facilitar el registro social para la emisión inmediata de tarjetas de equidad en salud a los trabajadores de la economía informal y los pequeños agricultores. Esto incluye garantizar que las trabajadoras embarazadas tengan acceso a servicios de salud gratuitos y apoyo financiero.

  3. Tomar acciones concretas para prevenir y eliminar el acoso sexual, la violencia de género, la discriminación en el mundo del trabajo y tomar medidas concretas para ratificar el Convenio 190 de la OIT.

  4. Hacer cumplir estrictamente las leyes para eliminar la violencia causada por pareja íntima y brindar servicios receptivos que se centren en el bienestar físico y mental de las personas sobrevivientes.

  5. Proteger el derecho a la tierra de los agricultores, tomando para esto medidas inmediatas para resolver disputas de tierras crónicas y a largo plazo, y poner fin al uso del sistema judicial para presionar a los agricultores para que detengan sus protestas por el derecho a la tierra.

  6. Incluir a los grupos de agricultores en la cobertura de la ley de protección social del país.

  7. Obligar a las empresas y proveedores privados a que proporcionen a cada trabajador un subsidio de emergencia de 76 dólares al mes además de la asignación mensual de 40 dólares del gobierno.