Derechos de 3.000 trabajadores amenazados, sindicato paquistaní presenta denuncia contra proyecto hidroeléctrico

La ICM y la Federación de Trabajadores de la Construcción y la Madera de Pakistán (PFBWW) presentaron una queja conjunta al Asesor de Cumplimiento/Defensor del Pueblo (CAO, por su siglas en inglés) de la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés) el 6 de julio. En la queja, se denuncia una violación grave de los derechos de 3.000 trabajadores en el Proyecto Hidroeléctrico Karot en Pakistán, el cual es financiado por el IFC.

La PFBWW, que tiene un sindicato afiliado en el proyecto hidroeléctrico, dijo que el proyecto está socavando las Normas Laborales Básicas de la OIT. Los derechos a la libertad de asociación y la negociación colectiva están amenazados. En particular, la queja enumera violaciones específicas a los estándares de desempeño propios de la IFC (2 y 4) sobre las organizaciones de trabajadores, la salud y la seguridad, las condiciones de trabajo y las condiciones de empleo, los mecanismos de reclamo, la reducción de personal y las preocupaciones relacionadas con el uso de las fuerzas de seguridad. El sindicato también señaló casos de ruptura sindical, despidos ilegales y pagos insuficientes de salarios y beneficios. También se plantearon serias preocupaciones sobre la salud y la seguridad de los trabajadores que, según indica el sindicato, han empeorado debido al COVID-19.

El Secretario General de PFBWW, Aslam Adil, expresó optimismo con la queja que presentó ante el IFC, 

"Hemos estado organizando activamente los mega proyectos de infraestructura en Pakistán, y constantemente planteamos y abordamos los problemas de los trabajadores mediante la participación de la gerencia, fortaleciendo así nuestro sindicato a nivel de proyecto, diálogos e intervenciones judiciales. Con esta queja, esperamos sinceramente que los derechos de los trabajadores y los sindicatos sean plenamente reconocidos y respetados en el Proyecto Hidroeléctrico Karot", dijo Adil.  

El proyecto Karot Hydro Power construye una central hidroeléctrica de 720 MW, que incluye una presa de 95,5 m de altura y un embalse de 27 km de largo en el río Jhelum. Karot es propiedad de la empresa China Three Gorges South Asia Investment Limited (CSAIL), establecida por la Corporación China Three Gorges (CTGC). En el momento de la firma del contrato de arrendamiento, Karot Hydro era el proyecto de energía hidroeléctrica más grande de la IFC y representaba su primera gran colaboración con el Banco de Importación y Exportación de China, el Banco de Desarrollo de China y el Fondo de la Ruta de la Seda. La IFC es miembro del Grupo del Banco Mundial.