¡Justicia en Mebun Ahora!















126 trabajadores calificados que restauran el templo de West Mebun en Camboya han estado sin trabajo durante un año, negándose a regresar hasta que se les garantice las condiciones de trabajo negociadas. Los trabajadores, que son miembros de la Federación Sindical de Trabajadores de la Construcción y la Madera de Camboya (BWTUC, por sus siglas en inglés), fueron empleados previamente por la agencia francesa de arqueología EFEO, con un Convenio Colectivo y buenas condiciones laborales. El BWTUC es un afiliado de la ICM.


Pero en febrero de 2018 se enteraron de que serían suspendidos y luego transferidos a la agencia gubernamental camboyana APSARA, la cual tiene historia de quiebre a cualquier intento de lucha sindical. Se les dijo que no hay suficiente dinero para emplearlos a todos, contrario a lo que indicaba su anterior Convenio Colectivo. En respuesta, los trabajadores se niegan a regresar al trabajo hasta que reciban la garantía de que serán reintegrados según su acuerdo anterior.


Este templo Khmer del Siglo XI es parte del Parque Arqueológico de Angkor, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En 2018, Angkor generó $116 millones en ventas de boletos y es una de las atracciones clave que atrae a millones de turistas a Siem Reap cada año. Muchos de los habitantes de West Mebun han participado en proyectos de restauración de Angkor durante décadas y han desempeñado un papel crucial en la preservación del patrimonio cultural único de Camboya.

 

Camboya tiene una débil protección de los derechos laborales y no tiene salario mínimo para la mayoría de los sectores. El Convenio Colectivo que los trabajadores de West Mebun negociaron en 2013 les brindó dignidad y respeto en su trabajo. Ahora, con los salarios y condiciones propuestos por APSARA, difícilmente podrán sobrevivir. En respuesta al paro, la empresa contrató a trabajadores no calificados para continuar la restauración del templo y según informa el sindicato, hay informes de pagos indebidos efectuados a estos nuevos trabajadores.


Los trabajadores de West Mebun comparten una conexión única con este proyecto histórico y quieren terminar el trabajo que comenzaron. Sin embargo, APSARA ha ignorado continuamente las solicitudes del sindicato para reunirse y negociar una resolución.

 

Es hora de un nuevo enfoque desde APSARA y EFEO. En lugar de ignorar la situación que han creado, deben reunirse inmediatamente con los trabajadores, escuchar sus demandas y restablecer los salarios y las condiciones que el sindicato negoció de buena fe.


FIRME la petición y solicite que APSARA y EFEO cumplan con el Convenio Colectivo original y así aseguren que los trabajadores puedan regresar a trabajar. 

 

#mebunjusticenow