ICM y Sindicato de Malasia luchan contra los recortes salariales y el acoso

La ICM y el Sindicato de Empleados de la Madera de Sabah (STIEU) tomaron medidas para defender los derechos y mejorar las condiciones laborales de los trabajadores migrantes indonesios en Fu Yee Corporation, una fábrica de madera con sede en Sabah.


En una declaración conjunta, la Secretaria General de STIEU, Engrit Liaw, informó que los afiliados del sindicato están siendo objeto de robos salariales arbitrarios, desarticulación sindical y acoso. En abril pasado, cuando el gobierno impuso una orden de control de movimiento nacional para limitar la propagación del COVID-19, la empresa recortó los salarios en un 50 por ciento sin consultar previamente a los trabajadores. Esto ha dejado a los trabajadores de la empresa, la mayoría de los cuales son migrantes, en un estado de incertidumbre. Las familias de los trabajadores también se vieron gravemente afectadas, al verse comprometida su capacidad para enviar remesas.


La STIEU también informó que la empresa está participando en planes para acabar con los sindicatos. Dijo que la dirección de Fu Yee registró un sindicato interno en 2019 en un intento de subvertir el plan de los trabajadores de formar su propio sindicato y dividir sus filas. Como resultado, surgieron facciones innecesarias entre los trabajadores y se creó un clima de xenofobia y violencia. 

 

Esta atmósfera hostil finalmente condujo al acoso de los afiliados a STIEU, quienes están siendo obligados ahora a unirse al sindicato interno controlado por Fu Yee. El acoso se produjo en forma de creación de listas negras de afiliados a STIEU y amenazas de reducción de personal y repatriación, especialmente para aquellos cuyas visas de trabajo están a punto de expirar. 


En respuesta, la STIEU presentó un informe de reclamación ante el Departamento de Trabajo y la policía, inició acciones legales a través del Tribunal Laboral y presentó una queja formal ante el Departamento de Asuntos Sindicales. 


"Dadas las constantes intimidaciones y amenazas de Fu Yee Corporation hacia los afiliados de STIEU es vital que desenmascaremos las injusticias que enfrentan estos trabajadores migrantes. Deberían poder tener la libertad de tomar decisiones empoderadas y que se respeten los derechos laborales básicos. Cualquier abuso de derechos humanos debe ser expuesto y las partes involucradas deben ser reprendidas, incluidos los empleadores que no pueden cumplir con las leyes laborales básicas", dijo el Representante Regional de la ICM para Asia Pacífico, Apolinar Tolentino.