India: NOBSM exige una investigación sobre la muerte de un trabajador de electricidad en Orissa

02 November 2017 04:29

 

El sindicato NOBSM exige una pertinente investigación sobre la trágica muerte de un liniero de distribución eléctrica que murió por un incendio en su lugar de trabajo el 31 de octubre de 2017 en el estado de Orissa, India. Al trabajar por contrato no se le proporcionó materiales de seguridad por parte del contratista, a pesar de que la empresa había recibido fondos para cubrir el costo de los materiales por parte del Estado.

El Secretario General del sindicato NOBSM, que representa a unos 5.000 de estos trabajadores, Akshaya Tripathy, dijo que lamentablemente esto no era inusual. "Al menos 50 trabajadores mueren al año en la red de distribución de Orissa, en circunstancias totalmente inevitables. Exigimos asistencia inmediata y compensación para la familia de los trabajadores, y una investigación exhaustiva sobre esta muerte.”

“Esta es otra fatalidad insensata e innecesaria de lo que se está convirtiendo rápidamente en uno de los empleos más peligrosos de la región", dijo el Representante Regional de la ICM, Apolinar Tolentino. "La privatización de la red de distribución ha sido un desastre absoluto para los salarios y condiciones de los trabajadores, y ha hecho poco para mejorar el acceso a la electricidad para las comunidades rurales.”

 

La salud y seguridad en el trabajo no es la única área que se ha visto afectada por la privatización. Los salarios se estancaron por completo: los trabajadores realizaron recientemente una protesta para elevar el piso salarial de INR4,000 (US $ 68) a INR18,000 ($ US280) y los trabajadores a menudo se ven obligados a trabajar en turnos de hasta 18 horas. Esperan comenzar a negociar un convenio colectivo este mes.

Los niveles de personal apenas han aumentado desde la privatización a pesar del aumento masivo en el tamaño de la red. Además, la dependencia excesiva de los trabajadores subcontratados con poca o ninguna seguridad laboral significa que muchas violaciones laborales y accidentes no se denuncian ya que los trabajadores temen por su trabajo.