India: Trabajadores piden a Faber-Castell que aborde demandas de larga data

(Foto: Reunión de la Red Sindical Global de Faber-Castell el 16 de septiembre)

Los trabajadores empleados por Faber-Castell (FC), uno de los fabricantes de bolígrafos, lápices y otros suministros de oficina más grandes y antiguos del mundo, exigen que se atiendan sus demandas de mejores salarios y condiciones laborales. En la planta de FC en Goa, India, los trabajadores pidieron a su gerencia que atendiera su "Carta de demandas" de larga data, la cual exige aumentos de sueldos y prestaciones, cobertura de seguro, vestuarios para los trabajadores, agua potable fría y caliente y un espacio separado para su oficina sindical. Los trabajadores emitieron las demandas en 2019 después de que expirara su último convenio con la empresa un año antes.

El Sindicato de Trabajadores Comerciales de Goa (GT&CWU), que encabeza el llamado para que la empresa preste atención a las demandas de los trabajadores, ha mantenido conversaciones con la empresa continuamente. GT&CWU dijo que la planta de FC en India emplea 104 contratistas (empleados por contratistas de JALALU, Anand Mandal y Sali Jacob) en comparación con sus 28 trabajadores permanentes y 24 asociados de producción. El trabajo precario es una de las principales preocupaciones de los trabajadores contractuales, cuyo miedo a ser despedidos les ha impedido afiliarse al sindicato.  

GT&CWU también ha informado sobre problemas de salud y seguridad ocupacional, diciendo que la empresa no ha proporcionado a sus trabajadores equipo de protección personal (PPE) ni cobertura de seguro en medio de una pandemia.  

"La dirección de la FC debe mostrar urgencia en responder a la carta de demandas de los trabajadores, la cual se ha vuelto incluso más urgente ante las dificultades planteadas por el COVID-19 y la creciente inflación. También debe garantizar la implementación de medidas de seguridad y salud ocupacional en línea con las directrices gubernamentales. En particular, se deben implementar salvaguardas anti COVID-19 y cobertura de seguro para asegurar la salud y el bienestar de sus trabajadores", dijo el Presidente de GT&CWU, Christopher Fonseca.  

En una reunión del 8 de octubre con uno de los miembros del directorio de la empresa y el director de Recursos Humanos, un representante sindical planteó las mismas cuestiones y demandas. La compañía explicó que el proceso de negociación en India es más largo en comparación con otros países y su planta en Goa no está obteniendo suficientes ganancias, lo que le impide aumentar los salarios de sus trabajadores de larga data. Sin embargo, la empresa acordó hacer un seguimiento de su planta de India con respecto a la provisión de PPE y la cobertura de seguro de sus trabajadores. 

(Foto: Reunión de la Red Sindical Global en Faber-Castell el 16 de septiembre)


Como respuesta, la ICM ha extendido su apoyo a GT&CWU a través de apoyo en la elaboración de una estrategia para persuadir a la empresa a que preste atención a sus demandas. 

Cabe recordar que en 2000, la ICM e IG Metall firmaron una Carta Social (Acuerdo Marco Internacional) con FC sobre libertad de asociación y negociación colectiva, salarios y condiciones de trabajo dignas, seguridad en el trabajo, horarios de trabajo adecuados, entre otros. 

El año pasado la Red Sindical Global sobre Faber-Castell mantuvo un diálogo con FC en su sede de Stein, Alemania. La ICM e IG Metall esperaban que se abordara el alto porcentaje insatisfactorio de trabajadores temporales en las operaciones de la empresa en India y otras cuestiones sobre la libertad sindical y las condiciones de trabajo en una auditoría social planificada en marzo pasado. Sin embargo, debido a COVID-19, dicha auditoría social fue pospuesta.

"Es con gran preocupación que hemos sido notificados, por parte de los representantes sindicales, acerca de los problemas que siguen pendientes en la planta de FC en Goa, India, así como la necesidad de cumplir plenamente con la Carta Social. Le recordamos a FC que trabaje solo con contratistas, subcontratistas y proveedores que reconozcan e implementen los estándares y recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Esto es importante para asegurar condiciones de trabajo decentes en medio de una pandemia", dijo Michael Knoche de IG Metall.  

En septiembre pasado, la sede central de FC inició un proceso de autoevaluación para contemplar los graves problemas que se les plantearon y se espera que presente sus respuestas a la ICM e IG-Metall a mediados de noviembre.