Declaración de la CGU sobre la suspensión de leyes laborales indias

22 May 2020 11:37

El Consejo de Sindicatos Globales (CGU, por sus siglas en inglés), que representa a más de 200 millones de trabajadores de toda la Confederación Sindical Internacional (CSI) y las Federaciones Sindicales Internacionales, incluido el Comité Asesor Sindical de la OCDE, condena la suspensión de leyes laborales por parte de algunos Estados indios, como medida aplicada durante la crisis provocada por el COVID-19. 

Al menos seis Estados indios han aprobado leyes que extienden las horas de trabajo de las 8 horas por día a 12 horas, lo que permitirá a las empresas a extender el turno diario de un trabajador de fábrica a 12 horas por día, seis días a la semana (72 horas).

La suspensión de las leyes laborales que protegen los principios y derechos fundamentales en el trabajo, incluida la protección contra la violación a los principios de libertad sindical y trabajo forzoso no tiene ningún mérito, pues expondrá a los trabajadores a daños, abusos y maltrato y también violará el gobierno de Obligaciones de la India en virtud de las normas internacionales del trabajo.

El movimiento sindical internacional apoya sin reservas a los sindicatos centrales (CTU, por sus siglas en inglés) y llama a una acción nacional el 22 de mayo de 2020 para oponerse a la suspensión de las leyes diseñadas para proteger la seguridad, los derechos y el bienestar de los trabajadores y ciudadanos indios durante esta crisis. 

Para los trabajadores, estas violaciones se producen a raíz de una serie alarmante de ataques contra los derechos humanos y sindicales en la India, así como a graves violaciones a los derechos de los trabajadores, incluido el no pago de salarios. Nos preocupa profundamente que el gobierno apruebe una legislación laboral regresiva bajo la apariencia de medidas preventivas relacionadas con el COVID-19, como lo demuestra la derogación de la Ley Estatal de Trabajadores Migrantes (Reglamento de Empleo y Condiciones de Servicios) de 1979.

El 11 de diciembre de 2019, el gobierno aprobó el Proyecto de Ley de Enmienda Ciudadana (CAB). Esto condujo a protestas en todo el país contra la marginación percibida de los musulmanes. Estas protestas debieron sufrir una respuesta desproporcionada y brutal, incompatible con una democracia en funcionamiento. Todos los ciudadanos del mundo tienen derecho a la libertad de reunión, de expresión y de asociación. Nosotros, el movimiento laboral global, no podemos permitir que se violen estos derechos fundamentales.

El CGU representa a todos los trabajadores que ejercen su derecho de retirarse de su trabajo con el fin de proteger la vida y bienestar de los trabajadores y sus comunidades. La CGU se opone a cualquier persecución a los trabajadores organizados, la opresión de los ciudadanos, la discriminación de las comunidades vulnerables y minoritarias, así como a cualquier represión contra los trabajadores y sindicatos. 

Estamos con los trabajadores de la India, jóvenes, hombres y mujeres trabajadores de la India, que luchan por la equidad, la justicia y los derechos humanos fundamentales. 

La CGU y la CSI instan al gobierno de la India a respetar sus obligaciones en virtud de las normas internacionales del trabajo y garantizar que los Estados que hayan suspendido sus leyes laborales reviertan inmediatamente estas medidas.