Pakistán: Protestas de trabajadores obligan al gobierno a abordar problemática de inflación récord

En vísperas del Día Mundial por el Trabajo Decente, los sindicalistas paquistaníes organizaron acciones de protesta en Islamabad, la capital del país, para demandar al gobierno que implemente una revisión sobre el alza de los salarios y beneficios, con el fin de compensar el aumento de la inflación en el país. La taa de inflación de Pakistán es la más alta registrado en el mundo, entre 10 y 14 por ciento.

Las protestas fueron encabezadas por la Gran Alianza de Todos los Empleados del Gobierno (AGEGA), la Federación de Trabajadores de la Construcción y la Madera de Pakistán (PFBWW) afiliada a la ICM y dirigida por su Presidente, Cap. M. Yaseen, la Federación de Empleados del Gobierno Local (LGEF), dirigida por Shaukat Ali Anjum e Islamuddin. 

A través de permanecer todos sentados, como medida de protesta, miles de trabajadores tomaron el espacio frente al Parlamento del país Según los informes, hubo una fuerte presencia policial en las protestas y se utilizaron cañones de agua contra los trabajadores que protestaban y se negaron a dispersarse.

Los trabajadores exigieron al gobierno que revise sus escalas salariales según lo recomendado por el Comité de Pagos y Pensiones junto con un aumento en el alquiler de vivienda, la asignación médica y también la emisión de tarjetas de salud a todos los empleados del sector público. Los trabajadores y los sindicatos también están presionando al gobierno paquistaní para que no abandone el Plan de Pensiones para los Empleados del Gobierno. Los trabajadores esperaban un aumento salarial en el Presupuesto Federal (2020-21), pero no se hizo tal anuncio cuando se presentó el presupuesto en junio de este año. AGEGA respondió con una serie de acciones de protesta realizadas en septiembre y principios de este mes.

Según los informes, el gobierno convocó una reunión de emergencia entre funcionarios públicos, incluido el Presidente de la Asamblea Nacional de Pakistán y los ministros de Asuntos Parlamentarios y Finanzas. El gobierno aseguró que revisará los salarios, retendrá los beneficios de pensión y no bajará la edad de jubilación de 60 a 55 años. 

Así lo confirmaron los sindicatos que negociaron conjuntamente con el gobierno, diciendo que ha accedido a la mayoría de sus demandas sobre pensiones, pago de salarios y aumentos salariales en sus negociaciones anuales. 

"Los sindicatos seguirán de cerca los anuncios de desarrollo de políticas nuevas y, si la situación lo justifica, volverán a tomar las calles para seguir luchando por un trabajo decente", dijo Yaseen.    

Las protestas se desarrollaron en medio de un paquete de rescate del Fondo Monetario Internacional (FMI) de USD 6 mil millones, el decimotercer de este tipo, otorgado a Pakistán el 3 de julio de 2020. Los sindicatos lo ven como una "toma de poder imperialista", que impone una carga adicional a Pakistán, país que actualmente se está ahogando en endeudamiento.