Sindicatos de Kirguistán continúan luchando contra el control estatal

Los sindicatos de Kirguistán siguen enfrentándose al acoso y a la interferencia estatales, incluso en medio de la actual pandemia devastadora. 

El 28 de marzo, la Comisión Social del Parlamento llevó a cabo una audiencia en la que se discutió un proyecto de ley sobre los sindicatos del país. 

Diferentes sindicalistas han indicado que la audiencia se realizó en violación de los procedimientos legales y giró en torno a acusaciones infundadas y medidas represivas contra grupos laborales. También se indicó que la ley propuesta tiene como objetivo poner a todas las organizaciones laborales bajo control estatal, así como interferir y socavar los procesos democráticos de las estructuras sindicales. 

Se informó que el comité aprobó el proyecto de ley que a su vez fue aprobado por el plenario del parlamento. Se espera que la medida sea transmitida al Presidente de Kirguistán, Sadyr Zhaparov, quien tiene la discreción de promulgarla o vetarla. 

"Si el Presidente firma esta ley, los sindicatos de Kirguistán perderán su libertad", indicó Eldiiar Karachalov, Presidente del Sindicato de Trabajadores de la Construcción de Kirguistán. 


Karachalov ha indicado que la ley propuesta viola las obligaciones internacionales del país, como el Convenio núm. 87 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre libertad sindical y protección de los derechos de sindicación y el Convenio núm. 98 de la OIT sobre el derecho de sindicación y negociación colectiva.

Karachalov pidió a las afiliadas de la ICM que sumen sus voces para instar al Presidente Zhaparov a que vete la ley. La propuesta es que se siente con los sindicalistas de Kyrgys para reiniciar las discusiones sobre la aprobación de una nueva ley que realmente responderá a las necesidades de los trabajadores. 

La ICM y otros sindicatos globales expresaron su seria preocupación por el deterioro de la situación de los derechos laborales en Kirguistán. El año pasado, Kanatbek Osmonov, Vicepresidente de la Federación de Sindicatos de Kirguistán (FTUKg) y Presidente del Sindicato de Trabajadores Forestales de Kirguistán fue acusado penalmente y puesto bajo arresto domiciliario. Si bien finalmente se retiraron los cargos continúa el acoso estatal a los sindicatos.  

En noviembre del año pasado, la Oficina del Primer Ministro prohibió a la FTUKg organizar su Congreso el 4 de diciembre, cuando estaba prevista la elección para el cargo de su Pesidente.


Envíe esta carta  e inste al Presidente de Kirguistán, Sadyr Zhaparov, a vetar la ley.