Sindicatos de Malasia se oponen a suspensión del parlamento

(Foto: Sharjah24News)


Los sindicatos de Malasia se han unido para oponerse a la suspensión del parlamento del país hasta agosto de 2021, medida que forma parte de una proclama de emergencia nacional para responder a la pandemia del COVID-19. 

En un comunicado emitido el 13 de enero, la Coalición para la Reforma de la Legislación Laboral (LLRC, por sus siglas en inglés) pidió al gobierno que levantara la suspensión y negociara un consenso entre partidos para acelerar las reformas de la legislación laboral. La Coalisión, si bien apoya plenamente los esfuerzos del gobierno para combatir el COVID-19, está profundamente preocupada por la suspensión del parlamento, pues esta medida retrasará aún más las reformas de la legislación laboral en Malasia y socavará el objetivo del propio gobierno del 48 por ciento de participación en los ingresos laborales. 

"La demora en el proceso parlamentario afectará negativamente la libertad de asociación de los trabajadores malasios y el esfuerzo del gobierno para alinear las leyes nacionales con las normas laborales internacionales. El status quo significa que la mayoría de los trabajadores quedan desprotegidos por sindicatos efectivos, las cuales son las únicas organizaciones que pueden negociar colectivamente mejores salarios, beneficios y condiciones laborales para los trabajadores", dijeron los Presidentes del LLRC N. Gopal Kishnam e Irene Xavier. 

El LLRC, del que forma parte el Consejo de Afiliados de Malasia de la ICM, explicó que la ausencia de negociación colectiva en los lugares de trabajo frustrará el objetivo del gobierno de lograr el 48 por ciento de participación en los ingresos laborales, como se indica en su "Visión de prosperidad compartida 2030". También dijo que la suspensión del parlamento permitirá a los empleadores despedir unilateralmente a los trabajadores en medio de una pandemia sin someterse a negociaciones colectivas. 

La coalición laboral enfatizó que, dado que la enmienda a la Ley de Relaciones Laborales se hizo efectiva el 1 de enero, el gobierno debería presentar y aprobar de inmediato enmiendas a la Ley de Sindicatos y la Ley de Empleo en el primer trimestre de 2021.

"Estas leyes laborales están interrelacionadas. Sin dichas enmiendas y su implementación, muchas de las disposiciones de la Ley de Relaciones Laborales no podrán ser aplicadas por las autoridades", dijeron los líderes de LLRC. 

El 12 de enero, el rey de Malasia declaró el estado de emergencia en todo el país por primera vez desde 1961 y suspendió el parlamento durante meses, todo esto como parte de un intento por abordar la pandemia. Sin embargo, los críticos del gobierno y los legisladores de la oposición han calificado la medida como un plan para permitir que el asediado Primer Ministro Muhyiddin Yassin se aferre al poder.