Sindicatos turcos advierten sobre huelga general en apoyo a la indemnización por despido

 
 
El Sindicato Turco de Trabajadores de la Carretera, Construcción e Infraestructura (YOL-IS), afiliada a la ICM, advirtió sobre la posibilidad de organizar una huelga general como medida contra la propuesta gubernamental de transformar la indemnización por despido actual a un fondo de pensiones bajo el "sistema de pensiones complementario" (TES). Según el nuevo esquema, los empleadores que se hayan abstenido de rescindir contratos para evitar la carga financiera de realizar pagos de indemnizaciones globales, estarían libres de tal acuerdo, lo que llevaría a un posible aumento en las tasas de despidos. 

La advertencia de YOL-IS sobre una huelga general fue secundada por los sindicatos hermanos de YOL-IS en la Confederación de Sindicatos Turcos (TURK-IS).

"Manos fuera de nuestra indemnización por despido. Ese derecho está fuera de toda discusión. Aquellos que quieran interferir con nuestra indemnización por despido responderán ante millones de trabajadores turcos. Los encargados de formular políticas deberían dejar de jugar con nuestros ingresos, pues esta actitud solo conducirá a la interrupción de la paz en el lugar de trabajo. Deberían dejar de probar nuestra paciencia", finalizó el Presidente Ramazan Agar. 

"Como siempre hemos expresado, la indemnización por despido es uno de los derechos más importantes de los trabajadores turcos. Es incluso uno de los principales pilares de la legislación laboral turca. Si se modifica la política de indemnización por despido, se podría amenazar, por efecto colateral, el concepto y las funciones de una serie de artículos importantes en la legislación laboral", agregó Agar. 

La indemnización por despido en Turquía no es solo una herramienta para compensar la pérdida de ingresos debido al despido de un trabajador, sino un escudo legal, que tiene una calidad preventiva y protectora contra los despidos arbitrarios de los empleadores. De conformidad con la ley, los trabajadores que tienen derecho a recibir una indemnización por despido deben recibir un salario bruto de 30 días por cada año completo de su empleo. Dado que la indemnización por despido juega un papel importante para garantizar el futuro de los trabajadores y su seguridad laboral, esta cantidad constituye un elemento disuasorio para los despidos. La indemnización por despido de los trabajadores, que los empleadores consideran un agregado y un nuevo recurso financiero por parte del gobierno, siempre está bajo ataque. 

El Secretario General de la ICM, Ambet Yuson, expresó su pleno apoyo a los sindicatos turcos. "El gobierno turco debería dejar de usar la crisis de salud mundial como un medio conveniente para infringir los derechos de los trabajadores. En cambio, debería ver este período como un momento oportuno para expandir los derechos y asegurar los ingresos de los trabajadores", finalizó Yuson.